jueves, 1 de junio de 2017

Según fiscalia

Ángel Rondón habría repartido los sobornos al resto de imputados en caso
 SANTO DOMINGO.- En la adjudicación de las 17 obras a cargo de la empresa Odebrecht en el país habría mediado el soborno, a cuya tarea ilícita supuestamente se dedicó el empresario Ángel Rondón Rijo, según se desprende del expediente presentado por el Ministerio Público para solicitar medidas de coerción en contra de 14 sospechosos en el caso de corrupción de la multinacional brasileña.

Rondón Rijo, llamado “el hombre del maletín”, sería el principal eslabón en la cadena de sobornos estructurada por la constructora Odebrecht y que efectuaba los pagos a través de sus 40 empresas.
Destacan que fruto de sus actividades ilícitas, el empresario logró colocar en el sistema financiero nacional sumas superiores a los RD$844 millones y más de US$80 millones.
Las coimas incluyeron la contratación en el 2014 de la construcción de la Central Termoeléctrica de Punta Catalina, a la cual el Estado dominicano destina 2,010 millones de dólares.
La termoeléctrica, que produciría unos 720 megavatios, fue adjudicada a un consorcio liderado por Odebrecht e integrado además, por las empresas Ingeniería Estrella y Tecnimont.
Se reseña que la primera obra gestionada por Rondón Rijo para Odebrecht, para demostrar su capacidad de lobismo, fue el acueducto de la Línea Noroeste.
La instancia de solicitud de 18 meses de prisión como medida de coerción elevada ante el juez de instrucción especial de la Suprema Corte de Justicia (SCJ), Francisco Ortega Polanco, recoge declaraciones de Marcelo Odebrecht, Marcelo Vasconcelos Cruz y otros ejecutivos de la constructora brasileña.
Vasconcelos Cruz, exgerente de Odebrecht en la República Dominicana, por ejemplo, dijo que en el 2002, Rondón Rijo les ofreció sus servicios y para demostrar su capacidad de lobismo consiguió el contrato para el referido acueducto sobornando a Roberto Rodríguez (exdirector de INAPA), Andrés Bautista (expresidente del Senado), Alfredo Pacheco (expresidente Cámara de Diputados) y Víctor Díaz Rúa (exdirector de INAPA y exministro de Obras Públicas).
Se apunta que Roberto Rodríguez es acusado de aceptar sobornos para la contratación y ejecución de las adendas 1 y 2 de la construcción del acueducto de la Línea Noroeste, de enriquecimiento ilícito y asociación de malhechores.
Andrés Bautista y Alfredo Pacheco son señalados por presuntamente recibir sobornos para la aprobación de los financiamientos para los proyectos: acueducto de la Línea Noroeste, la presa de Pinalito y la hidroeléctrica de Palomino.
También se destaca que el brasileño Vasconcelos Cruz, por vía de Rondón Rijo, hizo aportes económicos a las campañas electorales del exdiputado Ruddy González y del senador Julio César Valentín. “González admitió en el interrogatorio que le hizo la Procuraduría que entre él, Rondón y Valentín hay una estrecha relación”, dice Diario Libre en su reportaje.
Asimismo, se informa que el senador Tommy Galán, en su condición de presidente de la comisión de Hacienda en el período 2006-2014, presuntamente recibió de Rondón dinero para viabilizar y motivar en dicha comisión y en el pleno del Senado la aprobación de los financiamientos del acueducto de Samaná, la Autovía del Coral, el Corredor Duarte, Carretera de Casabito, carretera Río Jarabacoa y Corredor Duarte II.
En cuanto a Temístocles Montás, la Procuraduría dice que en su calidad de ministro de Economía, Planificación y Desarrollo del 2004 al 2016, aceptó dinero para viabilizar y motivar en el Ministerio de Hacienda el financiamiento de la hidroeléctrica de Palomino, el acueducto de Samaná, la Autovía del Coral, el Corredor Duarte, Carretera de Casabito, carretera Río Jarabacoa y Corredor Duarte II.
Dice que el exadministrador de la Corporación Dominicana de Empresas Eléctricas Estatales (CDEEE), César Sánchez; el director técnico de la Empresa de Generadora Hidroeléctrica Dominicana (EGEHID), Bernardo Castellanos de Moya, y el exadministrador de la EGEHID, Máximo D’ Oleo Ramírez, son acusados de recibir fondos para viabilizar el proyecto de construcción de la Hidroeléctrica Pinalito y sus adendas I, II y III.
En cuando a Radhamés Segura, ex vicepresidente ejecutivo de la CDEEE, es acusado de recibir dinero para la contratación de las adendas 4, 5 y 6 en el contrato para la construcción de Pinalito y la hidroeléctrica de Palomino, así como de desviar fondos para el Ministerio de Obras Públicas, según consta en la adenda 6.
También se le acusa de asociarse con Díaz Rúa, exministro de Obras Públicas, para la construcción de la carretera de Casabito-Constanza.
Víctor Díaz, quien fue director de Inapa y exministro de Obras Públicas, también es imputado por la Procuraduría de recibir los sobornos para la construcción del acueducto y las adendas del acueducto de la Línea Noroeste, el de Samaná, la Autovía del Coral, el corredor Duarte I y II, así como la carretera El Río-Jarabacoa.
Establece además, que utilizando un contrato ficticio, el abogado Conrado Pittaluga recibió como soborno el 1.25% del valor total de la obra de la Autovía del Coral.

1 comentario :