lunes, 27 de marzo de 2017

Catedrática universitaria

Ana Rodríguez: una madre que exige docencia para sus hijos



Barahona.- Ana Rodríguez, tiene dos hijos en la escuela básica “Cristo Rey” y por quinta semana acude al centro donde estudian sus hijos a reclamar que no se les niegue el derecho a la educación a sus dos retoños.
Su exigencia no es solo a la Asociación Dominicana de Profesores (ADP), sino que su pedido incluye al Ministerio de Educación, a quienes solicitó ponerle fin al conflicto que afecta la educación de sus vástagos.
Nuevamente la docencia en este municipio Santa Cruz de Barahona se ve afectada y vuelve al modelo tradicional: de 8 de la mañana a una de la tarde, producto del conflicto que mantiene la ADP con el Ministerio de Educación y Ana dijo que está impotente.
sobre todo, porque el conflicto se profundizó luego de la sentencia del juez Máximo Matos Féliz, de la Primera Sala, Civil, Comercial y de Trabajo, que condenó a la ADP el pago de RD$50,000.00 por cada día que deje de impartir docencia.
Rodríguez, observada esta mañana apostada frente a la escuela donde estudian sus hijos con un cartel en el que pedía a las autoridades y al gremio de profesores resolver sus diferencias.
"Lucho para que el derecho a la educación de mis hijos sea respetado. Yo no estoy en contra de la ADP ni del gobierno, pero el derecho a la educación de los niños, niñas y adolescentes debe ser respetado", dijo la mujer la mujer frente a otros padres que lucían indiferentes.
Afirmó que es correcto que hay muchos derechos, como el derecho a la huelga, pero entiende que el derecho a la educación de los niños y niñas debe ser por igual respetado porque, argumenta, son los terceros afectados en este conflicto.
Reiteró su pedido tanto al Minerd como a la ADP a resolver sus problemas para que no se juegue con este derecho fundamental, sobre todo, por la inestabilidad existente que no se resuelve nada y que los ánimos están muy caldeados entre las partes.
Ana Rodríguez, dijo que acude al frente de la escuela de estudios de sus hijos una hora cada día, lo que ha hecho durante cinco semanas, pero su protesta, la cual es admirable, no ha recibido el respaldo de otros padres y madres que el conflicto afecta a sus hijos e hijas ni siquiera de la Asociación de Padres, Madres, Amigos y Tutores de la Escuela (APMAES).  
Se recuerda que diversos sectores han dado su respaldo a la sentencia dictada por el magistrado Matos Féliz, mientras que otros no y el magistrado tiene de "enemigo" a los 85 mil profesores que tiene el sistema público nacional.
Los paros en las escuelas y liceos públicos de este municipio afectan a casi 34 mil estudiantes pobres, distribuidos en 97 centros educativos, los cuales no han podido completar el segundo ciclo del calendario escolar, lo que ha llevado a las autoridades a manifestar más de una su temor porque se pierda el presente año escolar. 

Benny Rodríguez

No hay comentarios :

Publicar un comentario