miércoles, 5 de julio de 2017

Creen buscan desacreditarlos por desamor

Movimiento Verde rechaza reciba fondos de empresarios

SANTO DOMINGO.- Dirigentes del Movimiento Verde coincidieron este domingo en negar que empresarios del sector industrial hayan aportado para la realización de sus actividades, las cuales afirman son autogestionarias.  Afirman también que “esos sectores” quieren restar importancia a la convocada marcha nacional del próximo 16 de julio de este 2017.

María Teresa Cabrera, gestora del Movimiento Verde, restó importancia a las declaraciones del dirigente industrial Campos de Moya, sobre financiamiento al movimiento.
Al ofrecer su opinión a El Nuevo Diario, vía telefónica desde Nueva York, Teresa Cabrera asegura que esas declaraciones son “traídas por los moños”: primero no es cierto que ellos hayan financiado la Marcha Verde, eso no es verdad.
La Marcha Verde, dijo, se financia con donaciones de personas, aunque reconoció  que “es posible que al principio ellos hayan aportado con dos tres guaguas para el traslado de los activistas o de camisetas para que la vendan equipos del movimiento”.
“Pero no pueden decir que la financian, y que le retirarán su apoyo porque la han desvirtuado”, pues sus  demandas han estado y siguen estando muy claras, “creo que es absolutamente categórico la voluntad que tiene el pueblo dominicano de continuar su lucha contra la impunidad y corrupción”.
“Hemos sido claros con el tema del financiamiento, la cuenta que se ha manejado donde se realizan los aportes está a la luz de todos, en virtud de que fue establecido el criterio de que los aportes  mayores de diez mil deben tener identidad”.
María Teresa Cabrera afirma que esas declaraciones son parte de una estrategia por desactivar el movimiento y es lamentable que haya personas que se presten a ese juego que parte de los intentos hechos hace días, afirmando  que el 16 de julio la población confirmará una vez más ese apoyo.
Carlos Pimentel, representante Movimiento Verde, sostuvo este domingo que ni el señor Campos de Moya ni Circe Almánzar, ni la Asociación de Industriales de la República Dominicana, nunca han apoyado económicamente a la Marcha Verde.  La MV es un espacio que ha financiado sus actividades con los aportes realizados por los dominicanos de corazón verde que creen en la lucha contra la corrupción e impunidad”.
Pimentel dijo: “reconocemos que pequeños empresarios de distintas localidades donde hemos realizado jornadas marcha verde han apoyado y continúan apoyando la marcha, lo que quiere decir que estas declaraciones no obedecen a la verdad y lamentamos que los dirigentes empresariales le mientan al país, informando que han financiado a la Marcha Verde cuando eso no es cierto, ni tienen la capacidad de demostrar nada que conduzca a sostener esa afirmación”.
El objetivo desde Marcha Verde es fin de la impunidad, cárcel a los corruptos, recuperación de lo robado y eliminación de contratos con la Odebrecht.
Rosalía Sosa Pérez, de Participación Ciudadana, afirma: “los que han aportado para las actividades de la Marcha Verde lo han hecho a título personal y voluntario”.
“Es desacertada la declaración de los representantes de asociaciones empresariales porque no han aportado recursos para ella”; recordando Rosalía Sosa que la Marcha Verde es un movimiento ciudadano autogestionado por la propia ciudadanía.
El dirigente popular Fausto Herrera Catalino, dijo que “eso es parte de la maniobra desesperada de sectores oficiales para contrarrestar el impulso que lleva la  marcha del próximo 16 de julio y que ellos se han propuesto disminuir ese impacto, porque sobrepasará las expectativas de las otras marchas realizadas por las exigencias contra la corrupción  y por el fin de la impunidad.
Luis Felipe Rosa, dirigente político, opina que la Marcha Verde se autofinancia  con los aportes de cada uno de los miembros que participan en ella, con variadas iniciativas: vender pulseritas, recaudaciones para comprar banderas, es algo espontáneo que se apoya en el pueblo para autofinanciarse, cualquier pretensión de decir que recibe recursos empresariales, es mentira y tiene el fin perverso de desacreditarla”.
Este fin de semana, Mario Bergés, vocero de la entidad, emplazó al presidente de los industriales, Campos de Moya, a presentar documentos donde demuestre que ha aportado al colectivo en su lucha contra la corrupción y la impunidad en la República Dominicana.
Dijo que el colectivo no recibe donaciones que sobrepasen los 10 mil pesos y que si se produce un aporte mayor, la persona debe identificarse y justificarlos.

No hay comentarios :

Publicar un comentario