miércoles, 29 de marzo de 2017

Tiene varios años en los tribunales

Tribunal de Tierras se reserva el fallo sobre litis casa donde funciona Banda Municipal de Música

BARAHONA.- El Tribunal de Jurisdicción Original de Tierras de este departamento judicial, se reservó el fallo, sobre el proceso de saneamiento y reclamo de la casa donde funciona la escuela de la banda de música municipal, acción incoada por la alcaldía municipal,  reclamante de la propiedad, la cual está siendo ocupada por los hijos del fenecido director de la misma, Librado Santana.


La acción fue incoada por el alcalde municipal, Doctor Noel Octavio Suberví (Tavito), quien a través de su abogado, Carlos Piñeyro, han depositado casi todos los documentos que abalan que la casa en cuestión ha sido un patrimonio municipal desde hace muchos años.

El juez Juan Domingo Quezada, se reservó el fallo y ordenó a las partes depositar por secretaría sus escritos ampliatorios de conclusiones, dando un plazo no mayor de 15 días hábiles para tales fines.

El alcalde municipal Tavito Suberví ha estado defendiendo ese patrimonio municipal de manera firme, por lo que el mismo tiene en proyecto convertir ese especio en una escuela de Bellas Artes, con el apoyo de otras instituciones.

Una gran cantidad de personas en apoyo a la alcaldía municipal se presentaron en la sala de audiencia, así como los concejales Rubén Alcántara, Juan B. Fermín (Yuddy), Wiliams Ayala, Luis Terrero, Doro Vasquez, Pililo, así como personalidades de esta ciudad.

Esta casona, ha sido ocupada por todos los directores de la banda de música municipal, los cuales abandonaban dicha casa, cada vez que eran sustituidos por otro director, siendo el maestro Gatreraux, sustituido por el director Librado Santana.

Según el historiador barahonero Virgilio Gatreraux, hijo del ex director de la Banda de Música municipal, resaltó en uno de sus trabajos de investigación, que la señora Clodomira Gautreaux se enteró que en Barahona no había escuela ni banda de música y de la intención del ayuntamiento de que se instalase y funcionara a plenitud. Por ello, el 28 de noviembre de 1921, desde La Romana, dirigió una comunicación al ayuntamiento en la cual ofrecía “venir a dirigir la academia de música” (AB, S 2-12-21) de la ciudad.

El ayuntamiento contestó por carta del 5 de diciembre de 1921 y le comunicó que aceptó su propuesta y resolvió “ofrecer a usted la suma de cuarenta pesos mensuales como retribución a sus servicios, y por un lapso de un año a contar por la fecha en que comience usted sus trabajos” (AB, Copiador de oficios, 1921).

En adición, el ayuntamiento le informó que cubriría los gastos de la institución, o sea que ya para esa época dicha casona ha estado como propiedad de la alcaldía municipal quienes hasta el dia de hoy pagan todos los servicios de dicha casa.

Por  Leonardo Plata

No hay comentarios :

Publicar un comentario