sábado, 29 de abril de 2017

No pudimos vencer, pero no pudimos ser vencidos".

La guerra civil y la guerra patria de abril del 1965.

Por Praede Olivero Feliz

El Profesor Juan Bosch y el viejo y progresista PRD gano las elecciones pos trujillista de diciembre del año 1962, haciendo un gobierno decente, que no gusto a los corruptos de siempre, a los burgueses, oligarcas, terratenientes, ni al imperio del norte.


Por eso derrocaron a Bosch, para mantener al trujillismo sin trujillo, el robo, saqueo, explotación y entreguismo de siempre. 

Ese 25 de septiembre nefasto, del golpe de estado contra un gobierno democrático, provoco los seis levantamientos armados del Movimiento Revolucionario 14 de Junio y su líder Manolo Tavarez Justo, asesinado cobardemente,  al igual que muchos de sus compañeros,  lo que provoco mayores protestas y lucha contra los golpistas y el Triunvirato como gobierno títere.

Esa lucha permanente fructifico cuando el Movimiento Cívico Militar Constitucionalista formado por el Coronel Fernandez Dominguez, hizo estallar la guerra de abril, apoyada por el pueblo y sus organizaciones progresistas, derrotando al bando golpista y traidor en tiempo recor.

Ganada la guerra civil, con el símbolo de la batalla del Puente Duarte, donde como dice el poeta, el pueblo, con el pecho desnudo y descubierto, aplasto tanques, desafió cañones, los Santana del siglo xx, entregaron la patria al imperialismo, que nos invadió con 42,000 marines, usando el mamotreto, la cara fea de la OEA.

Pero como en el 1844, con Duarte y los Trinitarios a la cabeza y como 1916 con los gavilleros y los demás patriotas, los dominicanos bajo el mando del Coronel Francisco Alberto Caamaño Deño enfrentaron a los traidores y los invasores, dando la pelea por la patria y ganado batallas como la del 14, 15 y 16 de junio del 1965.

El mundo vio, como dijo Caamaño al entregar el gobierno, fruto de las negociaciones, que al final: "No pudimos vencer, pero no pudimos ser vencidos".

No hay comentarios :

Publicar un comentario